Si ya llevas siguiéndome un tiempo, sabrás que Londres es una ciudad que me apasiona.

Es por eso que cada vez que me dejo caer por la ciudad, me pongo a buscar nuevos lugares y rincones secretos para fotografiar.

Esta es mi primera recopilación de algunos de los tesoros ocultos de Londres que han conseguido mantenerse fuera del ojo de los turistas, y que por lo tanto, son perfectos para conseguir unas instantáneas de ensueño.

¿Preparado? ¡Toma papel y boli!

1. Little Venice:

Probablemente, este sea el lugar más conocido de todos los de la lista, aunque en mi caso, necesité 4 visitas a la capital inglesa para verlo ya que pocas veces había oído hablar de él.

Esta “Pequeña Venecia” se ubica justo en la intersección entre los canales Grand Union Canal y el Regent’s Canal.

Lo curioso del lugar no es el canal en sí, sino lo pintorescos que resultan los barcos. En realidad, poco tiene que ver con Venecia, pero sin duda, caminando por el borde del río, podrás captar alguna que otra instantánea bastante llamativa.

2. Lewisham Library:

Este es uno de los lugares que más me gustaron de los que encontré en Londres. De hecho, ocurrió algo bastante curioso con esta fotografía.

Durante esa época estaba trabajando para una revista, y me encontraba investigando lugares secretos de Londres para hacer un artículo resultón.


FREE INSTAGRAM SHOUTOUT lightroom presets, moody presets, vibrant beach, blogger presets, instagram presets, instagram filter, lifestyle presets, Lightroom mobile, Lightroom CC, best presets, free presets

Por casualidad, me topé con un artículo que hablaba de la biblioteca más pequeña de toda Inglaterra, que resultaba que se encontraba en Londres, concretamente dentro de una antigua cabina de teléfono roja.

Me llamó tanto la atención que decidí visitarla y hacer algunas fotos. Cuando postee la imagen en Instagram, una cuenta de featuring de Londres me la republicó, y esta se volvió viral.

Al cabo de un mes, no paraba de ver como instagramers habían ido a visitar exactamente la misma cabina de teléfono, lo cual me hizo mucha gracia :). La magia de Instagram, que es capaz de volver famosos lugares que hasta el momento habían sido desconocidos.

En realidad no es una biblioteca, sino un lugar de intercambio de libros.

“I’ts not what you get. It’s what you leave behind” – No es lo que te llevas. Es lo que dejas atrás.

Ese es su lema. Debes dejar un libro para poder llevarte otro. Una bella filosofía que ensalza el encanto mágico de la lectura.

3. St. Dunstan in the East:

No logro a entender cómo este mágico lugar se había escapado de mi radar tantas veces. Cuando paseando por la bella ciudad de Londres me topé con esta antigua iglesia derruida, no podía creer lo que veían mis ojos.

Aunque el lugar en sí es muy bonito, lo más interesante de todo es la historia que tiene detrás, o más bien, lo hechos que lo han llevado su estado actual.

La iglesia data del año 1100, construida en la célebre colina de St. Dunstan, muy cerca de la Torre de Londres.

Durante el agresivo incendio de Londres de 1666, la Iglesia quedó gravemente afectada. Se reconstruyó pero unos años más tarde, parte de la estructura se derruiría por varios fallos arquitectónicos.

La iglesia volvió a erigirse de nuevo, pero los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial efectuados sobre la ciudad en 1941 acabaron por destruirla por completo.

En la actualidad, el sitio se ha reconvertido en un jardín muy bonito, y por cierto, todavía es poco conocido por los turistas.

4. Leadenhall Market:

Como buena fan de Harry Potter, el Leadenhall Market había estado siempre en mi lista de pendientes de Londres, y es que este escenario apareció en la primera película de la saga para representar la entrada al Callejón Diagón.

Si entras en el sitio te darás cuenta enseguida de que tiene ese toque mágico característico de las construcciones victorianas de Londres.

Sus orígenes se remontan ya a la época romana. En el siglo XIV, el espacio era un mercado de aves de corral, aunque más tarde se añadirían los quesos a la oferta comercial.

Durante los siguientes años, la actividad del mercado fue evolucionando, hasta que en 1666 este espacio también fue calcinado durante el Gran Incendio de Londres.

Por suerte, en 1881 todo el recinto fue rediseñado por Sir Horace Jones, adquiriendo el espectacular aspecto que podemos ver hoy en día.

5. Cementerio de animales del Hyde Park:

No, no estoy hablando de la célebre novela de Stephen King, sino de un cementerio de animales victoriano real que se encuentra escondido en el monumental Hyde Park.

Había oído hablar de este lugar, y de hecho, en Google Maps está marcado. Eso sí, has de saber que te va a costar bastante encontrarlo si no sabes dónde buscar.

El acceso al mismo está restringido, ya que está dentro de una zona vallada perteneciente a la caseta del guardia.

La manera más sencilla de acceder a él es entrando al Hyde Park desde la entrada que hay justo en el lado de Bayswater Road, delante de la intersección con la calle Brook Street. Desde la misma calle, sin entrar en el parque, en la zona de la valla hay algún agujero desde el que te puedes asomar y observar las cientos de mini-lápidas del lugar.

Si quieres entrar en el recinto deberás contratar una visita guiada. Son bastante exclusivas, pero te permitirán fotografiar el cementerio con más libertad.

Al igual que todo en esta misteriosa ciudad, el origen del cementerio también resulta bastante curioso.

Todo empezó en 1881 cuando unos vecinos de la zona, perdieron a su querido perro. Como iban todos los días a pasear por Hyde Park, le pidieron al portero de Victoria Lodge (justo donde se encuentra el cementerio) que les dejaran enterrar a su fiel amigo en el parque.

Este accedió, y pronto otros dueños decidieron hacer lo mismo, convirtiéndose el lugar en un cementerio de mascotas no oficial con un aspecto que lejos de resultar tétrico, es bastante tierno. Una muestra del amor y conexión que es capaz de originarse entre un humano y su mascota.

6. Kyoto Garden:

En el artículo de los mejores parques de Londres ya hablé de que el Holland Park era mi favorito de todos los que había visitado en la ciudad.

No logro entender porque casi nadie lo visita, ya que para mí, es el más impresionante de todos.

Pero si el Holland Park es ya de por sí uno de los lugares más bonitos de toda la ciudad, su belleza se ve ensalzada gracias a una de las joyas de la ciudad que se encuentran ocultas en el mismo corazón del parque: el Kyoto Garden.

Este pequeño jardín diseñado por paisajistas japoneses, resulta un oasis de calma inexpugnable escondido en la ajetreada vida de Londres.

Aquí encontrarás varios animales (entre ellos, un pavo real), y una decoración muy propia de los auténticos jardines japoneses que podrás encontrar en el país nipón (doy fe de ello).

Para mí, es uno de los lugares más fotogénicos de toda la ciudad. Por las tardes está lleno de familias que van a visitarlo, así que te recomiendo que te dejes caer por aquí pronto por la mañana para poder hacer fotografías tranquilamente.

¡Y esto es todo por hoy! A diferencia del post acerca de las mejores fotografías de Londres, en este artículo te enseño sitios menos conocidos que muy pocos turistas conocen para que obtengas fotos mucho más originales y diferentes.

Todavía tengo en el tintero algunos sitios más, así que si no quieres perdértelos, estate atento a las próximas publicaciones.

Por último te invito a que le eches un ojo a mi guía sobre las cafeterías más bonitas de Londres, para que consigas unas fotografías de ensueño durante tus días en la capital inglesa.

Please follow and like us:
error

FREE INSTAGRAM SHOUTOUT lightroom presets, moody presets, vibrant beach, blogger presets, instagram presets, instagram filter, lifestyle presets, Lightroom mobile, Lightroom CC, best presets, free presets